RECUPERACIÓN DE DATOS Y ARCHIVOS BORRADOS
 

El texto siguiente lo he publicado en nuestro blog cajón desastres y dado el interés del mismo he considerado interesante publicarlo también aquí, en destroyerweb, con la finalidad de llegar a otros usuarios que no conocen el blog.

Ésta es una situación más frecuente de lo que creemos o queremos. Motivos muy diversos como cortes de corriente, problemas de temperatura, errores de software, reinicios o incluso borrados involuntarios por el propio usuario, pueden originar un problema en nuestro equipo que entre otras, puede ocasionar la pérdida de nuestros datos o cuando menos, la imposibilidad de acceder a ellos normalmente.

Llegados a éste extremo, es posible que no nos quede más remedio que utilizar programas específicos para la Recuperación de datos con el fín de solucionar el problema.
De todos modos, y aunque disponemos de un amplio abanico de posibilidades y programas destinados a tal efecto, antes vamos a ver algunas precauciones que podemos tomar y vamos a tratar de clasificar estos problemas y las posibles actuaciones para cada uno de ellos.

Ante una eventual pérdida de datos, es muy importante no introducir nuevos datos en la misma unidad de disco o partición donde éstos se encuentran, para evitar sobrescribir en ellos. Por ello, es por lo que siempre insisto en disponer de varias particiones en nuestro disco duro, de este modo, siempre tenemos aislado el sistema operativo y los programas instalados de nuestros archivos personales, fotografías, películas, música, etc.

Tomadas estas precauciones, pasemos a enumerar diferentes situaciones con las que nos podemos encontrar.

EL SISTEMA OPERATIVO NO CARGA:
Nuestro equipo con Windows no arranca, por lo que no tenemos acceso al contenido, ante esta situación nuestra prioridad debe ser intentar recuperar el sistema o acceder a él por otros medios.

Actuaciones:
- Restaurar el sistema Windows XP a un punto anterior. Restaurar sistema desde línea de comandos.
- Reinstalar o reparar el sistema. Consola de recuperación de Windows.
- Arrancar el equipo con un LiveCD. Bien de Windows (Livecd Windows XP, Pilitos) o de alguna distribución de Linux.
- Extraer nuestro disco duro y colocarlo en otro equipo para recuperar la información.
- Instalar un nuevo sistema operativo en otra partición o disco duro de nuestro equipo (si disponemos de ellas) y desde él acceder a la información de la antigua unidad.

EL SISTEMA OPERATIVO CARGA:
Nuestro equipo con Windows arranca pero la información no se encuentra o está dañada. Llegados a éste extremo, no suele quedar más remedio que utilizar alguno de los programas específicos para la recuperación de datos y con ello tratar de solucionar el problema.
El abanico de opciones es muy amplio, en este caso voy a reseñar algunos, todos ellos enlazados a su manual de empleo para facilitaros su uso en caso de necesidad.

- DataRecovery: Un programa gratuito, sencillo de manejar y que no precisa instalación.
- GetDataBack: Una gran herramienta de recuperación de datos que aun no siendo gratuita, en su versión trial nos indicaría los datos y archivos que podrían ser recuperados. Dispone de una versión para discos con sistema de archivos Fat y otra para sistemas de archivos Ntfs.
- MailNavigator: Un cliente de e-mail y noticias que aunque no es gratuito, nos permitiría recuperar correos borrados por error.
- PcInspector File Recovery: Un programa gratuito, soporta sistemas Fat y Ntfs. En algunas pruebas que hemos realizado con él hemos conseguido recuperar incluso información de memorias de cámaras fotográficas.
- PcInspector Smart Recovery: Un programa gratuito, indicado para la recuperación de imágenes, vídeos, audio, etc., en memorias de cámaras fotográficas (memory stick, flash card, Smart media, Secure digital card, etc.).
- Recuva: Un programa gratuito y sencillo de manejar especialmente indicado para la recuperación de datos borrados por error.
- Restoration: Un programa gratuito, que no precisa instalación, por lo que podremos emplearlo desde un lápiz usb. Especialmente recomendable cuando eliminamos datos por error y hemos vaciado la papelera de reciclaje.
- Smart Flash Recovery: Un programa gratuito que nos permite recuperar archivos de unidades externas y tarjetas de memoria.
- SoftPerfect File Recovery: Un programa gratuito que no precisa instalación por lo que podremos utilizarlo desde unidades externas.
- Undelete: Un programa gratuito, que además dispone de una versión que no precisa instalación. Fácil de manejar y que nos permite realizar la recuperación por tipos de archivos.

SI HEMOS FORMATEADO EL EQUIPO:
Algunos de los programa que hemos reseñado en el apartado anterior podrían recuperar muchos de los datos eliminados incluso tras formatear el equipo y en algunos casos también tras haber eliminado y vuelto a crear las particiones. Es cuestión de probar aquel que mejores resultados nos ofrezca.

DISCO DURO DAÑADO:
Ante un daño físico del disco duro y dependiendo de su origen (eléctrico, mecánico, etc.), en muchas ocasiones no estaremos en disposición de solucionarlo por nuestros propios medios, por lo que dependeremos de empresas especializadas en la recuperación de datos. Estas empresas generalmente suelen tarificar con relación a la cantidad de información rescatada, por lo que si queremos ajustar el importe, deberemos indicarles qué datos insustituibles para nosotros queremos rescatar.

Con todo lo expuesto anteriormente, si tenemos la precaución y distribución del disco adecuados (particiones organizadas) y sobre todo, si generamos copias de seguridad periódicas de nuestros archivos e información personal, en la mayoría de ocasiones no tendremos necesidad de recurrir a este tipo de programas.

www.cajondesastres.com


NOTA IMPORTANTE:    El autor de estas páginas no se hace responsable de: Pérdidas de garantía, pérdida de información y/o cualquier otro daño que pueda producir el uso de la información que contienen estas páginas.   Todo el contenido es méramente informativo y Vd. es el responsable de su utilización. Esperamos que sean de su interés y sirvan de ayuda que es su finalidad principal .

VOLVER A LA PORTADA