PERMITIR O DENEGAR ACCESO A PROGRAMAS CON EL CONTROL PARENTAL EN WINDOWS 7
 

En numerosas ocasiones hemos hablado de los peligros a los que se enfrentan los niños cuando utilizan el ordenador, y si además, tiene acceso a Internet el peligro se multiplica.
Hemos visto varias opciones para tratar de minimizar estos peligros, bien siguiendo algunas pautas generales, o utilizando programas de terceros como LogProtect.

Todo eso sigue siendo perfectamente válido, pero como Windows 7 trae incorporado un nuevo Control parental veamos como configurarlo.

Veamos el procedimiento para configurarlo.
Lo primero de todo es crear una cuenta de usuario sin privilegios para el niño.
Una vez creada, la Seleccionamos.

Nos aparecerá esta pantalla con varios menús, elegimos Configurar Control parental.

De nuevo tenemos que seleccionar el usuario al que queremos aplicar el control parental.

Ahora y para que se nos activen las opciones, lo primero que tenemos que hacer es marcar, Activado aplicar configuración actual.

Y ahora tenemos que elegir el tipo de control que queremos activar.

El control parental viene dividido en 3 apartados:

- Limites de tiempo.
- Juegos.
- Programas permitidos.

Veamos como configurar el acceso a los Programas Permitidos.

Vamos a ver como evitar que los niños puedan abrir determinados programas (por ejemplo el Messenger, aunque es aplicable a todos)
S eleccionamos la opción Programas permitidos.

Entraremos en esta pantalla con dos opciones:
- Que pueda usar todos los programas.
- Que sólo puede usar los programas que le nosotros le permitamos marcándolos.

Marcamos esta opción y veremos como una barra de progreso empieza a trabajar.
Tardará un poco, porque el sistema está buscando todos los programas instalados en el PC, al finalizar, como digo, nos mostrará, agrupados por familia, todas las aplicaciones instaladas.
Y aquí una aclaración, tendremos que seleccionar, marcando la casilla correspondiente, lo que queremos permitir que el niño utilice. Es decir, lo que no está marcado, queda prohibido para el usuario de esa cuenta.

Marcamos por tanto las aplicaciones que queremos permitirle usar y el resto las dejamos sin marcar.

Pulsamos Aceptar para guardar los cambios.

A partir de ahora, si por ejemplo, queríamos prohibirle el Messenger y por lo tanto no lo hemos marcado como permitido, dicho programa, el usuario de esa cuenta no podrá utilizarlo, con el resto de cuentas que tuviéramos podremos conectar normalmente.

Si el programa que queremos permitir o denegar, no aparece en la lista, pulsamos en el botón Examinar y lo buscamos y lo añadimos.

 

NOTA IMPORTANTE:    El autor de estas páginas no se hace responsable de: Pérdidas de garantía, pérdida de información y/o cualquier otro daño que pueda producir el uso de la información que contienen estas páginas.   Todo el contenido es méramente informativo y Vd. es el responsable de su utilización. Esperamos que sean de su interés y sirvan de ayuda que es su finalidad principal.

VOLVER A LA PORTADA