MANUAL PARA CAMBIAR LA CARPETA ALMACEN DE NUESTROS MENSAJES EN WINDOWS MAIL
 

Ya hemos visto como guardar la configuración de nuestras cuentas de correo en Windows Mail, también hemos visto como guardar una copia de seguridad de nuestros contactos, y hoy vamos a ver algo que nos faltaba; como cambiar la carpeta ALMACEN que es donde Windows Mail guarda todos los mensajes de correo, tanto los recibidos como los enviados.

Esto es, además de cómodo, seguro, puesto que si el sistema se corrompe los mensajes de correo que tengamos guardados, al estar dentro del propio Sistema, los perderemos, igual sucede cuando formateamos el equipo.

De este modo, teniendo fuera del sistema el almacén donde se guardan los mensajes (recibidos y enviados), cuando reinstalemos el sistema operativo, lo único que tenemos que hacer para seguir teniendo todos los correos que teníamos antes de formatear o de que se corrompiera el sistema, es indicarle a Windows Mail, donde tenemos ubicada la carpeta Almacén.

Además a la hora de hacer nuestras copias de seguridad, simplemente con copiar esa carpeta en otra ubicacion ya disponemos de una copia de respaldo de todos nuestros correos.

Precauciones:

Antes de cambiar nuestra carpeta Almacén:
Si en Windows Mail, tenemos mensajes que queremos seguir teniendo guardados y ahora pretendemos cambiar la carpeta donde nos los guardará en el futuro, por ejemplo a una partición distinta a la que tenemos el sistema en el disco duro.

ANTES DE CAMBIAR LA CARPETA, tenemos que seguir estos pasos.
1. Creamos una carpeta en esa otra partición en el disco duro donde queramos que en adelante nos guarde los mensajes de correo; es decir, la que será nuestra futura carpeta Almacén.
2. Nos dirigimos a esta ubicación de nuestro sistema C:\Users\NUESTRO USUARIO\AppData\Local\Microsoft\Windows Mail
3. Seleccionamos todos los archivos y subcarpetas que se encuentre dentro de esa ubicación y los copiamos y pegamos a la carpeta que hemos elegido como futuro almacén de correo.

Procedamos a cambiar la carpeta almacén con la seguridad de que nuestros mensajes archivados no los perderemos.

Abrimos Windows Mail, pinchamos en Herramientas, Opciones.


Ahora nos dirigimos a Opciones Avanzadas.

Carpeta Mantenimiento.

Y por fin llegamos a la carpeta Almacén, pulsamos en ella.

Aquí nos muestra la ubicación actual de la carpeta donde se guardan todos los mensajes. Como podéis ver, la ruta es la que más arriba os dije que copiarais todos los archivos y subcarpetas que hubiera en ella a la nueva carpeta que hemos elegido como nuevo Almacén.
Como aun estáis a tiempo, revisar que lo habéis copiado todo.

Pinchamos en la opción Cambiar.

Nos mostrará esta ventana para que busquemos la carpeta que antes creamos y donde copiamos todos los archivos de la ubicación actual.
Una vez la hemos localizado, pulsamos en Aceptar.

Una nueva ventana nos mostrará donde se va a ubicar el nuevo almacén de correo, si es el que hemos elegido pulsamos Aceptar, de lo contrario pulsamos de nuevo en Cambiar y volvemos a buscarla.

Esta ventana nos avisa que hasta que no cerremos Windows Mail no se podrá realizar el cambio de ubicación, pulsamos Aceptar.

Cerramos Windows Mail, y volvemos a abrirlo, seguimos todos los pasos anteriores hasta que nos muestre la ubicación de la carpeta Almacén, y allí veremos como ya ha modificado la dirección, y lo más importante, en la carpeta de entrada o en las carpetas personales que tuviéramos, veremos esos mensajes que por la razón que sea, queremos seguir teniendo almacenados.


IMPORTANTE:
- Cuando reinstalemos el sistema la próxima vez, Windows Mail volverá a crear en la ruta por defecto su carpeta almacén.
- Como aun no tenemos mensajes guardados ahí no necesitamos, mejor dicho no debemos hacer el paso de copiar el contenido de esa carpeta, pues sólo conseguiríamos, que al copiar archivos por defecto, que son los que instala el programa, borrara los mensajes que teníamos guardados.

Por tanto, los pasos a seguir cuando reinstalemos el sistema deben ser.
1- Abrir Windows Mail y antes de configurar o importar ninguna cuenta procederemos a cambiar la dirección carpeta almacén.
2- Cerramos Windows Mail y volvemos a abrirlo.
3- Comprobamos que la carpeta Almacén, ahora se ubica donde nosotros elegimos, que era la que veníamos usando antes de formatear.
4- Importamos nuestras cuentas de correo electrónico que guardamos y ya podemos empezar a recibir correo.

NOTA IMPORTANTE:    El autor de estas páginas no se hace responsable de: Pérdidas de garantía, pérdida de información y/o cualquier otro daño que pueda producir el uso de la información que contienen estas páginas.   Todo el contenido es méramente informativo y Vd. es el responsable de su utilización. Esperamos que sean de su interés y sirvan de ayuda que es su finalidad principal.

VOLVER A LA PORTADA